jueves, 10 de enero de 2019

Mientras la justicia investiga, los chicos del Verbo Encarnado ya tienen nuevo hogar

Los 29 menores que vivían en un hogar religioso de San Rafael fueron reubicados en institutos de la Dinaf. Cuatro monjas son investigadas. 


Mientras la Justicia investiga los presuntos maltratos que habrían sufrido menores en el hogar Verbo Encarnado de San Rafael, los chicos ya fueron trasladados de manera definitiva a un nuevo instituto. Hay cuatro monjas denunciadas y separadas de la congregación, según informó Diario Los Andes.

El caso explotó a principios del pasado mes de diciembre, cuando se denunció que los chicos eran tratados violentamente y recibían penitencias desmedidas. Si bien la causa judicial todavía no tiene demasiadas certezas, los 29 menores fueron retirados del lugar donde residían y ya fueron distribuidos y ubicados en 3 hogares dependientes de la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia (Dinaf) de la zona Sur. Antes, habían gozado de unas vacaciones en unas cabañas.

El criterio para hospedarlos fue que queden juntos hermanos, por ejemplo, o que vivan cerca de sus familias. Dos chicos con discapacidades fueron trasladados al Microhospital de la Dinaf en Godoy Cruz. 


Los menores habían sido entrevistados por personal especializado y todos dieron cuenta de maltratos físicos y psicológicos.

La congregación religiosa Verbo Encarnado cuenta con 6 lugares de alojamiento en la provincia, en los cuales viven niños y adolescentes. Tras las acusaciones en San Rafael, cuatro monjas quedaron en la mira por posibles casos de violencia y están siendo investigadas. Las acusadas fueron apartadas del hogar, que todavía tiene a menores viviendo allí, pero que no están bajo la tutela del estado.
En paralelo a esto, ha quedado suspendido provisoriamente el acuerdo entre el Ministerio de Salud y Desarrollo Social y el instituto hasta tanto se expida la Justicia.