viernes, 18 de enero de 2019

Lo que le dejó Vendimia a María Luján Tapia

Tras representar a Las Paredes, María Luján fue elegida virreina departamental de la Vendimia luego de obtener 23 votos en el marco de la fiesta “Vendimia círculo ritual”, la noche del 10 de febrero de 2018. 


Casi un año después, realiza un balance de lo que fue esta experiencia en la que pone énfasis en su crecimiento personal. 

¿Cómo calificarías el año de reinado?
“Movidito” (risas). Ha sido un año un poco complicado en cuanto a los estudios. Yo estudio la Licenciatura en Relaciones Institucionales y Enología. Hice el intento de no descuidar los estudios mientras llevaba el reinado y fue muy difícil, se complicó, pero igual pude lograr bastantes de las cosas que me había propuesto y lo bueno es que lo voy a poder mantener a largo plazo. Una de ellas fue un viaje a Buenos Aires que hice en noviembre con los mejores promedios de una sección de escuelas primarias. Algunos conocían, otros no, pero fue un premio al esfuerzo para que sepan que estudiar está bueno. Eso fue muy satisfactorio.

Fue un año hermoso, “de mucho crecimiento personal” (como dicen todas las reinas, pero es verdad).

Si bien soy bastante grande (hace poco cumplí 25 años), Vendimia me ayudó mucho a conocerme a mí misma.

¿Hiciste amigas en Vendimia?

Sí, más o menos (risas). Creo que cuando pase Vendimia vamos a ser más amigas que durante este año. Es una muy linda experiencia, está muy bueno animarse, yo llevaba 6 años viendo si me presentaba o no me presentaba, antes fui virreina del Agua y como que incursioné un poco en lo que son los reinados; como mendocina anhelás ser reina, representar a tu pueblo y lo que es Vendimia. Yo vengo del ámbito de la Enología, sé lo que es el proceso, la industria… ¡Me encanta! Poder transmitir lo que una estudió está buenísimo.

¿Te molesta que opine de vinos alguien que no sabe?
No sé si “molesta”. Ahora se están capacitando un poco más igual.
Yo tenía pensado ofrecer una capacitación, pero habría que ver los tiempos y cómo lo toman en el Municipio. Yo no digo que sepan tanto como para ponerse a estudiar, sino que sepan hablar con terminología para que cuando les hagan entrevistas no hagan papelones, simplemente eso. No molesta porque no vas por la vida haciéndote la que sabés de vinos, no, pero está bueno que si te preguntan si te gusta el vino y representás a la Vendimia (aunque quizás por dentro no te guste), decir un vino emblemático, por ejemplo el Cabernet para salir del Malbec; pronunciar bien los vinos: pronunciar bien el “chardonnay”; no decir “champán” decir “espumante”; detalles que le hacen a la cultura general de una reina. Esas cosas estaría bueno que las sepan todas.

Lo bueno es animarse, porque conocés a tu pueblo, conocés realidades que a veces uno conoce pero no palpa tanto. Conocés bien el Municipio… Creo que San Rafael tiene un Municipio muy bien formado.

¿Cómo te sentiste respecto del Municipio (Cultura, Protocolo)?
El Municipio se nota que trabaja mucho y muy bien. Por supuesto que siempre se podría superar, pero creo que es de destacar eso.

A nosotras nos trataron muy bien, nos atendieron excelente, son muy cálidos. Están muy organizados con lo que es Vendimia y creo que este año, mucho mejor.

Si tengo que dar una conclusión de lo que fue mi año como reina, puedo decir que fue complejo desde los estudios, pero me llevo un gran crecimiento personal, me di cuenta de quién era, de dónde podía llegar, me llevo mucho aprendizaje.