viernes, 25 de enero de 2019

Le robaron y luego abusaron de una mujer de 80 años en Alvear

Delincuentes ingresaron mientras la anciana dormía y la sometieron durante más de tres horas. Luego huyeron con dos mil pesos y un celular. Sucedió durante la madrugada del martes. 


Un episodio lamentable y repudiable tuvo en General Alvear, cuando delincuentes ingresaron a la casa de una mujer de 80 años a quien, además de robarle, la abusaron y hostigaron durante más de tres horas. El hecho se produjo durante la madrugada del martes, pero recién hoy salieron a la luz los detalles.
“Llamó a mi hermana y hablaba despacito, con mucho miedo porque no estaba segura si todavía estaban dentro de la casa. Lo único que le decía era que habían abusado, que habían abusado”, explicó Sandra Solorzano, hija de la víctima, en comunicación con Diario Uno.

La víctima estaba acostada, cuando pasadas las 23 oyó ruidos en su vivienda. “Lograron entrar, rompieron reja, pared, vidrio y se fueron derecho al dormitorio. Le golpearon la espalda y le dijeron que se quedara calladita, que no gritara y que sabían que estaba sola”, explicó su hija.

A partir de allí comenzó un verdadero calvario para la mujer: primero los sujetos revisaron todas las habitaciones en búsqueda de dinero. Asustada, la mujer les dijo donde tenía dinero y les pidió que por favor se vayan.

Pese a haber obtenido algo de dinero, los individuos no se conformaron y comenzaron a hostigar a la mujer: primer se desnudaron y le mostraron sus partes íntimas, para luego ejercer violencia física y verbal hacia la anciana.

Luego de tres horas adentro los maldicientes huyeron con 2 mil pesos y un celular, pero regresaron a los pocos minutos en búsqueda de un documento de identidad, que se le había caído a uno de los sujetos. Al no encontrarlo finalmente huyeron, no sin antes amenazar a la mujer con matarla si lo llegaba encontrar (al DNI), y lo entregaba a la policía.

Recién cerca de las 6.30 de la mañana la mujer se animó a llegar hasta el teléfono fijo y dar aviso a una de sus hijas y a otros familiares. “Solo ella sabe lo que pasó y lo que aguantó, porque nosotros es a través del dolor de verla como está. Creo que ni nos podemos llegar a imaginar la situación que vivió. Esta tan shockeada que de a poco va largando cosas”, agregó Sandra.

Personal policial trabajó en la casa de la víctima en búsqueda de pistas, pero aún no hay ningún detenido por el lamentable hecho.