domingo, 20 de enero de 2019

Entrevista a María Inés Riva, “La voz de la Vendimia”

Esta es una entrevista que le realizamos a María Inés Riva en julio de 2015 cuando aún no existía La Ventana San Rafael. Dado a que ha sido seleccionada nuevamente como una de las animadoras de la Fiesta Departamental de la Vendimia y la gran mayoría de los sanrafaelinos estamos felices con esa decisión, es que quisimos recordarla y compartirla con todos ustedes. 


María Inés Riva es una de las voces más reconocidas y respetadas de San Rafael, tanto por sus pares como por el público.
Dueña de una voz privilegiada, María Inés es una mujer de 55 años sumamente carismática, cuya sola presencia en el escenario del anfiteatro “Chacho” Santa Cruz, hace sentir que se vive época de Vendimia. Sin embargo, también ha cautivado a través de la televisión y la radio, ganándose un merecido lugar entre los comunicadores más importantes de San Rafael. 

Aquí la entrevista: 


¿Cómo llegaste al mundo de la Locución?

Terminé la secundaria en el ’81, pero ya me perfilaba por el año ’80, cuando conformaban el centro de estudiantes del tradicional colegio Comercial II, y estaba involucrada en todos los eventos artísticos y culturales de la escuela. Ya me decían “vos tenés voz para ser locutora”.

El hecho es que un día llegué a Canal 6 a hacer una nota sobre la Semana del Estudiante, ya que yo estaba un poco a cargo de la difusión de las actividades. Allí, don Emilio Bielli (reconocido locutor local) se me acercó, me preguntó el nombre y me dijo que tenía mucho futuro en Locución. Yo le dije que me había inscripto en el profesorado de Geografía y Ciencias Biológicas, y me dijo “vos tenés mucho futuro por delante impresionante”. Quedó ahí. Terminé la secundaria y mi destino era el profesorado en el Normal.

En eso surge una convocatoria de voces para Radio Municipal, pero no era fácil porque tenías que ingresar al Municipio rindiendo exámenes igual que en Tribunales. No era solamente locución, ya que tenías que aprender –en aquel entonces– dactilografía y yo salía de un Comercial así que eso era lo mío (una a favor); cultura general tenía porque siempre me encantó estar informada de la actualidad; nos preguntaban quiénes eran las autoridades nacionales, provinciales y locales; y la práctica frente al micrófono. 



¿Y qué pasó?
Éramos más de ciento cincuenta personas las que nos inscribimos en aquel momento. Después se fueron descartando y fuimos cubriendo etapas hasta que quedamos diez y de esos, quedamos cuatro. Empezamos a trabajar en Radio Municipal y desde ahí escalé. Estuve en LV4, Canal 6, CTC, Diario Uno y en distintas FM que fueron surgiendo (algunas ya no están).

Siempre anoto como anécdota, que un día me fui a acompañar a la Flor de la Tradición a San Carlos, con motivo de la Fiesta Provincial. Uno de quienes iban con nosotros en la comitiva, tuvo la genialidad de decirles a los organizadores que iba una locutora de San Rafael, y tuve la dicha, el honor, la satisfacción y el orgullo de que un grande de la locución ya jubilado, que es “Pepe” (José) Daffunchio llegara a mí y me dijera “vamos al escenario”. Yo nunca había pisado un escenario pero a él no le importó, me tomó de la mano y me llevó. Me tiritaban las rodillas, mandíbula, todo el cuerpo.

¿Esa fue la primera vez que te subiste a un escenario?
Sí, en San Carlos, en el año 1983. Ahí empezó mi carrera en animaciones. Me quedé y al otro día me subí de nuevo al escenario y presenté al “Chango” (Carlos Alberto) Nieto, y esa fue mi primera gran presentación. Repito: me tiritaba todo.

Me dijeron que iba a ser la locutora del aniversario de San Carlos, que los iba a acompañar en un desfile.

Desde ese día, y durante cerca de siete años, fui la locutora de San Carlos para el festival y para los eventos culturales. Después me llamaron para la Fiesta del Orégano, la Fiesta del Tomate, pero mi puntapié fue en San Carlos. 



¿Qué significa la Vendimia en tu vida? Se escucha decir que sos “la señora Vendimia”.
(Risas) Soy una apasionada de Vendimia, a mí me la nombran y se me estremece todo el cuerpo. Sinceramente, nunca supe por qué amo tanto a Vendimia. Desde muy chiquita me gustaba la Vendimia, me gustaba ir a la fiesta, ver a las reinas… y mi primer trabajo en Vendimia fue acompañarlas.

Me han pasado muchas cosas, pero mi pasión es la locución, ver tanta gente delante, ver un público que ovaciona, que festeja… ya que hace 26 años que acompaño a los bailarines permanentemente, entonces veo desde que se inscribe el bailarín, las audiciones, participar de los ensayos y ver la obra terminada… todo eso es una pasión, sea quien sea el director.

¿Qué locutores has admirado a lo largo de tu carrera?
Jorge Quintana, fue una de las voces que siempre admiré y respeté mucho; “Pepe” Daffunchio, de Mendoza; y a nivel nacional, Juan Alberto Badía.

En el plano personal, ¿cómo se compone tu familia?
Tengo tres hijos varones (los dos mayores casados): Marcos, Alexis y Fernando. Marcos es papá de Morena, Alexis es el papá de Tiziano (se llevan veinte días). Son mi vida. También mis nueras y la novia de mi hijo que es futura nuera.