martes, 15 de enero de 2019

El cura Scarlata fue suspendido por el obispado

Luego de la trascendencia que tomó el caso de la docente fallecida, el sacerdote fue apartado de su labor religiosa. 


El Obispado de San Rafael decidió suspender al sacerdote Carlos Scarlata tras ser investigado por el abandono de persona de una docente fallecida con la cual mantenía una relación.

El hombre declaró ante la Justicia que efectivamente tenía un vínculo con Valeria Cornejo pero no quedó imputado.

Sin embargo, la Iglesia quedó comprometida con este hecho y debido al celibato no respetado por Scarlata, decidieron suspenderlo momentáneamente.

El comunicado completo:

Ante la situación que se ha hecho pública en los últimos días y que involucra al Pbro. Carlos Alberto Scarlata, sacerdote perteneciente a la Diócesis de San Rafael, actualmente destinado en la Provincia de Buenos Aires, y estando ausente en el exterior el Sr. Obispo Mons. Eduardo María Taussig, este Obispado quiere expresar a la opinión pública en general, algunos considerandos:

1.- Si bien el P. Scarlata avisó días antes al Obispo, que había sido citado a declarar en la causa por la muerte de una docente de esta ciudad, los detalles del caso han sido conocidos en esta Sede solo por los trascendidos de prensa. Por otro lado se trata de una responsabilidad personal del P. Scarlata el responder por sus actos a la justicia civil, como cualquier ciudadano en esta materia.

2.- Sin embargo y con conocimiento del Sr. Obispo, el Vicario General, Mons. Francisco Alarcón, a cargo de la Diócesis durante su ausencia, ha decretado (Prot. 02/19, del 11 de enero de 2019) la suspensión del P. Scarlata, como medida cautelar, de todas las facultades ministeriales. Hasta tanto se pueda proveer conforme a Derecho.

3.- El Obispado lamenta en primer lugar el fallecimiento de la docente y el dolor de su familia y amigos, así como el escándalo que se ha producido por las presuntas acciones de este sacerdote. Esperamos que las actuaciones de la justicia lleven luz sobre lo ocurrido y se conozca la verdad completa. Hasta tanto, el P. Scarlata permanecerá suspendido cautelarmente de su ministerio y luego se procederá por la vía canónica que corresponda.

4.- Pedimos a todo el Pueblo de Dios que peregrina en la Diócesis de San Rafael tener una oración de reparación por lo que pudiera resultar de las denuncias y por el escándalo que todo esto ya supone en los más pequeños. A la vez instamos a todos a mantener la confianza en el Señor y su Iglesia, más allá de las miserias de los hombres que la integramos.

San Rafael, 14 de enero de 2019 (Oficina de Prensa).