viernes, 11 de enero de 2019

El cura de San Rafael admitió haber tenido una relación amorosa con la mujer fallecida

El religioso aseguró que había estado con Valeria Cornejo, la mujer que falleció por un ataque de diabetes, ese día. Sin embargo, y pese a que está acusado de "omisión de auxilio", no irá preso. 


Este viernes el sacerdote Carlos Scarlata declaró ante la Justicia y admitió que mantuvo una relación amorosa con Valeria Cornejo, la mujer que apareció muerta en su casa en octubre del 2018. 

Más allá de esto el hombre está acusado de "omisión de auxilio", es decir, no haberla ayudado para ocultar su relación. Debido a esto, y pese a la confesión, el hombre no quedará detenido si es que paga una multa. 


El religioso, que debía prestar declaración ayer, lo hizo este viernes ante el fiscal Javier Giaroli, acompañado por su defensor Jorge Vitale.

Al respecto el propio Giaroli señaló: "El sacerdote admitió todo, que estuvo ese día en San Rafael, que mantenía una relación con esta persona, a quien conocía de larga data, cuando ella era adolescente".

Este delito no prevé prisión, sino el pago de una multa, e inclusive una extensión de la acción penal si "paga el doble de la multa". Debido a esto Scarlata podrá continuar con su vida normalmente, más allá de que desde la Iglesia deberán tomar una decisión debido a su vínculo sentimental con Cornejo.

"Hay que ver qué más se puede obtener de la extracción de los teléfonos del cura y de la docente fallecida", agregó el fiscal.

Luego explicó: "Lo que interesa determinar es si él a sabiendas omitió auxiliarla, todo indica que sí, que se retiró del lugar, cosa que él admite diciendo que sospechaba que le había pasado algo; incluso admite que habían pactado que ella iba a fingir que se iba a otro punto de la provincia para tener intimidad".
"Si ella estaba descompuesta, y él se retiró del lugar, entonces ella no iba a recibir el auxilio de ninguna persona, salvo él", concluyó.