martes, 15 de enero de 2019

Ambiente recuperó 37 tortugas terrestres

La Dirección de Recursos Naturales, a través del Departamento de Fauna, recibió a través de entrega voluntaria, especímenes adultos y juveniles de esta especie autóctona. Fueron trasladados al Centro de Rescate de Fundación Cullunche para evaluar su condición sanitaria y comenzar la rehabilitación.


La Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial continúa trabajando para concientizar a la ciudadanía sobre la necesidad de desalentar la tenencia, tráfico y comercio ilegal de la fauna silvestre provincial. En este caso, un vecino de Guaymallén heredó de un pariente estos ejemplares de tortuga terrestre y se comunicó con la Dirección de Recursos Naturales para realizar una entrega voluntaria de los mismos.

La tortuga de tierra argentina (Chelonoidis chilensis) tiene un caparazón cuyas dimensiones
varían entre los 17 y 27 cm de largo y los 12 y 15 de ancho. Está formado por 36 grandes placas y es de forma globosa. El caparazón de la tortuga de tierra argentina es de color amarillo ocre, con el borde de las placas dorsales oscuro, aunque esto varía según la edad y el sexo.

La Dirección de Recursos Naturales Renovables recuerda que la fauna silvestre de la provincia de Mendoza está protegida por la Ley Nacional de Fauna 22421; la Ley Provincial de adhesión 4602, su modificatoria la Ley 7308 y el Decreto Reglamentario 1890/05.


Quienes deseen brindar información sobre ejemplares de fauna silvestre heridos o denunciar casos de caza o tenencia ilegal pueden hacerlo a través del portal de Ambiente. Pueden comunicarse telefónicamente a la Dirección de Recursos Naturales Renovables a los teléfonos 4252090 y 4257065, de 8 a 13, de lunes a viernes o al 911 (Policía de Seguridad Rural de Mendoza).

La captura, tenencia ilegal y comercialización de fauna están penadas por la legislación, como también la destrucción de sus hábitats.

El presunto infractor podría quedar a disposición de la Justicia y podrá ser reprimido con penas de prisión. Además, las multas por este tipo de infracciones alcanzan valores de hasta $100 mil por ejemplar, según la gravedad del hecho.