miércoles, 5 de diciembre de 2018

Se “calmaron las aguas” en el Concejo Deliberante

Tras la escandalosa sesión del lunes pasado, los ediles acordaron sesionar nuevamente este miércoles y tratar los temas que el Justicialismo había “aprobado” sin contar con el quórum necesario para hacerlo.


El lunes hubo una sesión del Concejo Deliberante, en el que los ediles del radicalismo se pararon y abandonaron el recinto, generándose un clima realmente hostil. Los justicialistas, lejos de dejar de sesionar ante la ausencia de la oposición, siguieron adelante y aprobaron una serie de proyectos cuya legitimidad fue duramente cuestionada después. Entre ellos, un bono de fin de año a los empleados municipales que reclamaban en el recinto y fuera de él.


Este miércoles, los ediles llegaron a un acuerdo y firmaron un dictamen para anular los proyectos que el Justicialismo había “aprobado” sin la presencia de los ediles radicales. Un tema que se trató, fue el bono para los empleados municipales, muchos de los cuales estaban en el recinto escuchando una vez más, atentamente lo que ocurría. Cabe recordar, que recibieron finalmente, un bono de 9 mil pesos, que se pagará en tres cuotas iguales.

Quedaron para tratarse más adelante el presupuesto y la tarifaria, lo que por supuesto, es fundamental para San Rafael. La concejal Cristina Da Dalt señaló que es optimista respecto de que se puedan tratar estos temas antes de fin de año, siempre y cuando “haya voluntad”. “La idea es que antes de fin de año podamos tener un presupuesto como debate tanto a nivel nacional y provincial. Aquí en el Concejo Deliberante tenemos la idea de seguir trabajando como lo hacemos todos los días y que podamos consensuar esta pieza tan importante”, dijo.

Sobre lo ocurrido el lunes, expresó que es necesario y bueno que haya vuelto el diálogo. “Celebro que hayamos podido tener un consenso, una madurez y que los 12 hayamos podido tener la pieza legal firmada y consensuada y votada en la totalidad”, resaltó.

Por su parte, el edil radical Gustavo Correa expresó: “En el Concejo Deliberante pudimos dar una muestra de institucionalidad. Sé que no le ha sido fácil al Justicialismo reconocer sus errores, pero creo que hemos logrado volver a la legalidad. Quienes el lunes decían ‘si no les gusta que vayan a la Justicia’ hoy han votado por unanimidad que eso no tenía valor alguno y también hemos trabajado mucho en el diálogo para poder solucionar el tema de los empleados municipales”.

Sobre temas fundamentales como el presupuesto y la tarifaria, señaló que desde el bloque está toda la vocación para tratarlos “en diálogo respetuoso y sincero, en la medida que no esté la intención de avasallar”. Explicó que se debe resolver primero la tarifaria y que hay algunos errores técnicos en los que se debe trabajar urgente para poder tratarla antes de 2019.