lunes, 17 de diciembre de 2018

Mario Vilurón quiere grabar con Braulio y se mudaría a Buenos Aires

Hace solo un par de meses se ganaba la vida cosechando en fincas de Goudge y ahora cantará en el Gran Rex y empezará una gira nacional. 


Mario le dijo muy emocionado a Mendoza Opina, “No puedo creer por todo lo que estoy pasando. Mi vida cambió rotundamente”.

El Joven sanrafaelino logró quedar entre las mejores ocho voces del popular talent show de Telefé y el próximo miércoles se subirá al escenario del mítico teatro porteño de calle Corrientes, el Gran Rex, junto a sus compañeros, y los reconocidos coach que hicieron de guías y jurados en el reality (Soledad Pastorutti, Tini Stoessel, Axel y Ricardo Montaner). Esta presentación, servirá de lanzamiento de una gira nacional que llevará a los finalistas de La Voz por todas las provincias argentinas.
La alegría de triunfar

Mario ha dormido muy poco. Anoche celebró hasta altas horas el final del ciclo en la pantalla de Telefé y el inicio de su carrera artística. Pese a esto, su buen humor está intacto.

En un lado de la habitación él habla con Los Andes. Del otro, está Braulio Assanelli, el flamante ganador del programa, quien, con mate en mano, no para de atender a medios nacionales y de su país, Uruguay. “El campeón está a full”, dice el mendocino entre risas.

Marito y Braulio se hicieron muy amigos en el ciclo. Esta amistad quedó demostrada con el anuncio que hizo el uruguayo a los minutos de ser anunciado ganador: “Le voy donar mi premio a Marito para que le pueda comprar la silla de ruedas a su hermano”. “Estoy muy agradecido con su gesto, Braulio es una gran persona”, agrega el sanrafaelino.


“Cuando anunciaron que había ganado Braulio todos quisimos salir corriendo a abrazarlo, pero no nos dejaron. Igual después pudimos festejar todos juntos. Anoche terminamos muy tarde, fue una jornada llena de emociones”, reconoce.

“La Voz me cambió la vida”


En los planes de Mario no figura volver a la cosecha. El sanrafaelino piensa en grande y se anima a vaticinar una vida como cantante profesional. “La Voz me cambió la vida, me ha dado mucho trabajo”, asegura.

Su madre y su hermana viajaron junto a él y se quedarán hasta el miércoles. Ambas quieren verlo en el imponente Gran Rex. Pero para Mario la agenda recién comenzará. Luego de esta presentación, que incluirá dos funciones en el mismo día, arrancará con una gira nacional. “Hay una fecha en Mendoza, es la que más espero”, dice ilusionado.

Pero sus proyectos artísticos no se limitan a esto. Mario adelantó que “cruzará el charco” para instalarse en la casa de su amigo uruguayo Braulio. “Quiero conocer su familia, cómo es su vida, pero sobre todo nos vamos a concentrar en componer juntos”, confiesa. ¿Nacerá un exitoso dúo?

Además, asegura que la gira por el país le “dará cancha” en grandes escenarios para comenzar en marzo, mes en que se termina su vínculo contractual con Telefé, su carrera independiente.

Antes, un show para su querido Goudge

En Goudge todos conocen a Mario y quieren verlo actuar. Por esto, el finalista de La Voz anunció que, tras la presentación en el Gran Rex, regresará a San Rafael para pasar las fiestas con su familia y hacer un show en su pueblo.

“El 29 me voy a presentar en “El Campesino”, un gran salón de San Rafael. Va a ser un show en agradecimiento a todos los que me apoyaron siempre. Me han pasado demasiadas cosas lindas en muy poco tiempo, estoy muy agradecido”.

De las fincas a la gran ciudad

Mario dice que cuando “toda esta locura” termine, ya tiene decidido que se mudará a Buenos Aires para concentrarse de lleno a su carrera artística. “Estoy muy enfocado en el laburo, y es más fácil desarrollar mis proyectos en Buenos Aires”, asegura.

Mario sabe que su presente no es por casualidad. Su carisma y talento lo llevaron a conquistar el país a través de una pantalla de televisión. Pese a esto, no pierde su característica humildad. “Quiero agradecer a todos los mendocinos. Me han hecho pasar días inolvidables”, finaliza la nueva estrella mendocina.

Fuente: Mendoza Opina