martes, 18 de diciembre de 2018

La comisión de Salud analizó un proyecto sobre fibromialgia

Diputados recibió a distintas personas interesadas en realizar aportes al proyecto que reconoce a la fibromialgia como enfermedad crónica en Mendoza.


La iniciativa con sanción inicial del Senado es analizada por la comisión de Diputados y por eso se impulsó la reunión con representantes de OSEP y las agrupaciones Fibro-Vida, La Esperanza y la Asociación Vivir Mejor con Fibromialgia.

Todas las agrupaciones manifestaron su apoyo al proyecto y la "necesidad" de que exista una ley para mejorar la calidad de vida y la atención médica de personas con esta patología.

Según lo aprobado por el Senado y que estudia actualmente la Cámara Baja se reconoce "como enfermedad la patología crónica denominada Fibromialgia que fuera incorporada a la Clasificación Internacional de Enfermedades por la Organización Mundial de la Salud en el año 1992" a la vez que "se entiende por Fibromialgia a la enfermedad crónica que se caracteriza por dolor musculoesquelético generalizado, con una exagerada hipersensibilidad (alodinia hiperalgesia) en múltiples áreas corporales y puntos predefinidos (tender-points), sin alteraciones orgánicas demostrables y relacionada con gran variedad de síntomas".

Además, el proyecto de autoría de la senadora Olga Bianchinelli, dispone la creación "en la Provincia de Mendoza el Programa Provincial de Prevención, Tratamiento y Asistencia de la Fibromialgia y el Síndrome de Fatiga Crónica o Encefalomielitis Miálgica en el marco de la protección sociolaboral, económica y de la salud, a todas aquellas personas que tengan síntomas de estas patologías, posibilitando su tratamiento y debida información".

Además el texto dispone la creación de "centros regionales de atención especializado para el tratamiento y la investigación" tanto para la Fibromialgia como para el Síndrome de Fatiga Crónica -Encefalomielitis Miálgica-, así como de otras enfermedades relacionadas a cargo de "efectores sanitarios de salud pública a designar por la Autoridad de Aplicación competente, como la Obra Social de Empleados Públicos, debiendo garantizar la accesibilidad y gratuidad de los mismos".

Sumado a lo anterior, si el proyecto prosperara, se deberá formar un "equipo interdisciplinario de profesionales de la salud, integrado por psiquiatras, psicólogos, clínicos, kinesiólogos, reumatólogos, neurólogos, trabajadores sociales" que una vez diagnosticada la patología deberá llevar a cabo un registro de los afectados por la enfermedad.

Según el diputado, Daniel Rueda (PJ), quien presidió la reunión "es positivo que tengamos una ley que declare a la fibromialgia como enfermedad crónica y que permita que las personas afectadas dejen de deambular por los efectores públicos y privados"; aunque adelantó que seguramente "estudiaremos lo expuesto por las asociaciones".

En tanto la diputada Ana María Andía (UCR) expresó que "a mi me parece que corresponde que la comisión escuche al Ministerio de Salud en lo que respecta a la atención de los pacientes" y abogó por "ir a los registros" tanto de OSEP como el Ministerio en el marco del análisis.

Estuvieron presentes también los diputados Carlos Sosa (PJ) y Eduardo Martínez (PI).