miércoles, 26 de diciembre de 2018

Feliz noticia: Candela Giménez la menor que fue atropellada en 2016, egresó del secundario

Candela fue atropellada por Hugo Scollo el 29 de octubre de 2016 en San Rafael. En ese accidente, la joven de 16 años sufrió una lesión en la parte izquierda de su cerebro que le provocó una disminución de movilidad en su brazo y pierna derecha. Desde ese momento, Candela se encuentra en pleno proceso de recuperación con terapias físicas. 


En una emocionante nota que publicó Diario San Rafael y que nos llenó de felicidad por lo que quisimos compartirla con nuestros lectores, muestran como a pesar de las adversidades y tras una lucha constante, Candela ha logrado finalizar sus estudios secundarios. En medio de un muy emotivo acto de colación, Candela recibió su diploma en medio de aplausos y gritos y un auditorio totalmente lleno y de pie que celebró ese momento como propio. Acompañada además por sus padres, compañeras y amigas y por supuesto sus maestras, Candela sonrió como afortunadamente nunca ha dejado de hacerlo.



La joven comenzó con escuela domiciliaria tiempo después de sufrir el accidente y el año pasado terminó cuarto año. Este año logró terminar quinto en la escuela “Mercedes Álvarez de Segura”, recibiendo su certificado ayer en la mañana en un emocionante acto en el Centro de Congresos y Exposiciones Alfredo Bufano.

Su papá, el señor Marcelo Giménez, manifestó que “después de todo lo pasado y lo vivido y después del proceso que todavía llevamos adelante, esto es una caricia y una muestra de que con voluntad, sacrificio y tesón de parte de Candela, se pueden superar todos los obstáculos, porque si nos retrotraemos a los pronósticos y diagnósticos médicos y a todo lo que nos decían hace dos años, realmente lo de hoy no hubiera pasado”.

Asimismo expresó que “esto, más allá de que me enorgullezca como papá y como familia, me lleva a aprender todos los días un poco que, hay gente que con el triple de esfuerzo de lo que nosotros realizamos día a día, logran cosas importantísimas”. 


Marcelo agradeció de igual manera a la sociedad sanrafaelina porque “la trató como si fuera una hija de ellos, por los mensajes de buena onda y la buena energía”. De igual manera lo hizo con los medios de comunicación, de los cuales expresó que “me siento muy agradecido por el respeto y el cariño y también porque nos sirven a nosotros de contención en este proceso que aún no termina”. a la recuperación de la joven informó que continúa con terapias de rehabilitación, en kinesiología, terapias ocupacionales, hidroterapia, equinoterapias, psicología y otras actividades más para que “de a apoco continúe mejorándose de esa lesión grave que sufrió”.

Giménez contó por otro lado que más allá del tratamiento que llevan adelante con su obra social, “hay costos que no están cubiertos y realmente se hace dificilísimo sostenerse en el tiempo porque no es un proceso que tengan un tiempo de terminación. Pero vamos tratando de llevarla y pensar que lo importante es que salga a cualquier precio”.
Concluyendo, dejó un mensaje muy especial para toda la sociedad: “ojalá que esto sirva para tomar conciencia de que si tomamos no hay que conducir y así nos podamos proteger entre todos. Se trata de un acto de conciencia en donde no solo podés lesionarte a ti mismo, sino que podés acabarle los sueños a una persona o una familia”.