viernes, 14 de diciembre de 2018

El Jardín María Elena Walsh festejó el fin del ciclo lectivo

En el nuevo edificio, inaugurado en abril, la escuela de San Rafael culmina un año lleno de aprendizajes.


El Jardín de Infantes 0-024 María Elena Walsh, festejó la finalización del ciclo lectivo 2018 poniendo en valor la obtención del nuevo edificio escolar, que mejoró notablemente la calidad educativa y las condiciones de trabajo de todo el personal docente y no docente de la institución.

Junto a todas las familias, los más de 500 niños y niñas que concurren a la escuela festejaron los logros que obtuvieron dentro del nuevo edificio, que tiene ocho aulas, sala de psicomotricidad, salón de usos múltiples, patio exterior e interior y otros espacios educativos, y que fue inaugurado en abril.




La directora, Gisela González, destacó la labor de los 12 docentes que trabajan en la escuela y felicitó a todas las familias que acompañaron a los alumnos y alumnas que egresan del nivel inicial.



En la celebración participó el pediatra Abel Freidemberg, médico reconocido en la comunidad, quien fue nombrado por la escuela como padrino para acompañar a la institución.

“Para mí es muy importante ser el padrino y siento una emoción enorme, siempre trabajé como pediatra. Hay muchos puntos de encuentro que me ilusionan, la historia del jardín y el nombre tan importante que lleva, porque es muy significativo para todos los argentinos. Vi la evolución de esta institución y creo que debemos mostrarla a toda la comunidad, ya que todos los jardines deben ser así. Me genera un gran compromiso con los niños y las familias. Queremos una educación superadora, de calidad, que sea capaz de preparar a estos niños para un mundo que ya existe, de modo que no se sientan marginados”, expresó Freidemberg.

Fuente: Prensa Mendoza