miércoles, 12 de diciembre de 2018

El IDR pronosticó menos cantidad de ciruelas y duraznos para esta temporada

Autoridades del Instituto de Desarrollo Rural, en conferencia de prensa, anunciaron que producto de las heladas y el viento Zonda que azotó la zona, se vio afectada la producción de ciruelas para la provincia, habiendo una importante caída en comparación con igual período del año pasado.


Según informaron desde el IDR, la cosecha de ciruela en fresco para el sector industrial tendrá una caída del 66% si se la compara con la temporada 2017 – 2018, lo cual significa una cosecha de 51.357 este año, toneladas contra 150 mil del año pasado.
Las causas de esta situación, según dijo jefa del área de información estratégica del organismo, Cecilia Fernández, están relacionadas con las heladas y el viento Zonda que generó altas temperaturas y baja humedad en el tiempo de cuaje de las plantas. “Esperamos menos fruta pero de mejor tamaño y calidad”, dijo. Señaló que sería considerable la idea de tener un buen tamaño de ciruela apto para el secado al sol en horno con muy buenos niveles de azúcares.

Se refirió, por otra parte, al pronóstico del durazno donde se estima una caída del 9% de la cosecha en relación al año pasado. “Habrá menos cantidad pero de mejor tamaño”, expresó y agregó: “En 2017 se cosecharon 140 mil toneladas y para este año esperamos unas 127 mil”.

Sobre el damasco aclaró que la caída fue del 40% con un volumen de cosecha estimado a 5.900 toneladas.