sábado, 15 de diciembre de 2018

El comunicado del Instituto Servidoras del Señor a la DINAF

En medio del conflicto que se produjo por los presuntos hechos de violencia contra niños que vivían en hogares dirigidos por sacerdotes y religiosas del Instituto del Verbo Encarnado, el Instituto Servidoras del Señor y la Virgen de Matará decidió romper relaciones con la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia (DINAF). He aquí el comunicado que le enviaron al organismo.



Por supuesto que los religiosos niegan la violencia hacia los niños y adolescentes de la cual se los acusa. Por otra parte, enviaron un comunicado a la DINAF, firmado por la hermana superiora de no continuación de convenio que dice:

“Instituto de Servidoras del Señor y la Virgen de Matará”, representada en este acto por Susana Ester Pérez (Hermana María del Cenáculo), DNI Nº 23.677.772, con domicilio en calle Los Filtros Nº 4.400 de Ciudad de San Rafael, se dirige a Ud. y expresa:

Venimos a notificarlos que nuestra institución ha decidido que resulta imposible continuar con la vinculación derivada del convenio que nos une a la fecha (con plazo vencido no renovado) respecto al albergue de niños en nuestros hogares Nuestra señora de la Divina Providencia, Sirva de Dios Rosa Giovanetti y Santa Gianna Beretta Molla.

Motiva la decisión las continuas desavenencias que venimos sosteniendo a raíz de vuestras arbitrariedades, el retraso injustificado de renovación de convenios, la falta de acuerdo sobre los contenidos del mismo, los destratos por parte de vuestros equipos técnicos y personal jerárquico para con las religiosas de nuestras instituciones, las manifestaciones verbales de vuestro personal sobre su antipatía y agresividad para con nuestra obra de caridad y hacia las religiosas, el avasallamiento a la intimidad de nuestros hogares, la arbitrariedad en la manera de imponer pareceres en la relación, la injerencia indebida de uds. en la vida de nuestro hogar, la desactualización alevosa de los montos pactados en el convenio anterior, los permanentes retrasos en el pago de las asignaciones monetarias, sin reconocimiento de intereses (con tres meses impagos a la fecha de esta presentación), la denuncia que según ustedes han formulado contra nuestras religiosas; circunstancias que consideramos intolerables no sólo para con nuestra institución sino también en cuanto a la afectación a los derechos de los niños, verdaderos destinatarios del convenio que nos unió.



Atento a ello, les notificamos que a partir de la fecha, no se permitirá el ingreso de vuestro personal a nuestros hogares, sin previo aviso y permiso de la religiosa superiora de cada uno de los hogares.

Con respecto a los menores, los mismos podrán seguir alojados en nuestros hogares hasta que los órganos jurisdiccionales competentes indiquen y/o autoricen el destino de los mismos.

Quedan ustedes debidamente notificados.