viernes, 30 de noviembre de 2018

Emir Félix recorrió un desvastado Cuadro Nacional y llevó ayuda

En apenas 10 minutos, una feroz tormenta de agua, intenso viento y granizo, arrasó con árboles, postes y cables en la zona céntrica de Cuadro Nacional. Por segunda vez en 3 días el distrito quedó a merced de la inclemencia climática.


“Fue un tornado, no le encuentro otra explicación, jamás vi algo igual”, contó una de las agentes policiales de la Comisaría 62ª de Cuadro Nacional. Ni bien sucedieron los acontecimientos, el Intendente Emir Félix convocó de urgencia a su equipo de trabajo y en persona se dirigió al lugar del desastre.


El bulevar Santa María de Oro (principal arteria del centro de Cuadro Nacional) y las calles Lavalle, Laprida, Rivadavia y Sarmiento, entre otras, lucían como un verdadero “campo de batalla”, y en la plaza José Antonio Salas abundaban las ramas desprendidas de los enormes forestales.

En la zona del desastre, Félix coordinó tareas junto a personal de Defensa Civil, Distritos, Espacios Verdes, Electrotecnia y Desarrollo Social. La primera medida fue garantizar la seguridad de vecinos y viviendas, y apuntalar los árboles dañados por el tornado. 


Luego llegó el relevamiento social para determinar qué necesitaban las familias más afectadas por la tormenta y disponer una inmediata ayuda.

“Evidentemente estamos ante una temporada de fuertes tormentas por eso, como Estado Municipal, estamos obligados a ponernos a disposición de las familias que más nos necesitan. Lamento profundamente esta situación, me tocó recorrer fincas arrasadas por la piedra el lunes y ahora esto”.


Posteriormente, Emir Félix se trasladó a Malvinas Sur donde también cayó granizo, pero las consecuencias no fueron tan graves como en Cuadro Nacional. En el distrito habló con vecinos y recorrió cultivos dañados por la piedra. 


En cada una de las visitas, el Intendente estuvo acompañado por los concejales de Somos Mendoza, quienes se pusieron a disposición de las familias damnificadas por el fenómeno climático.