sábado, 27 de octubre de 2018

Un sector del Schestakow digno de destacar

Por desgracia, nadie está exento de sufrir un accidente y de que ese accidente esté vinculado a una quemadura, pero en San Rafael contamos con el invaluable trabajo del Servicio del Quemado del hospital Schestakow, dotado de personal altamente capacitado, que realiza un trabajo digno de elogio.


Los doctores Franco Rosso y Darío Biancotti son los médicos a cargo del Servicio del Quemado que trabaja desde hace aproximadamente 5 años, en el tercer piso del hospital Schestakow de San Rafael. Junto a ellos, presta servicios un equipo de enfermería altamente capacitado para estar en ese lugar, compuesto por Stella Aciar, Laura Muñoz, Francesca Lara, Camila Hernández, Claudia Romero, Hernán Manca y Teresa Cerna. Según informaron los médicos, más allá de poseer lógicos conocimientos de enfermería, quienes los acompañan realizaron y realizan constantemente capacitaciones para estar a la altura de las circunstancias, dándole así a los pacientes, un tratamiento óptimo y aún más especializado. 



El área tiene una función mixta, ya que hay una parte de internación y otra de consultorio ambulatorio, pasando alrededor de 20 pacientes por día. De acuerdo al porcentaje de las quemaduras, se van clasificando en si son ambulatorias o si necesitan internación y, en base a eso, se va actuando. Hay un porcentaje mayor en ambulatoriedad por la frecuencia, y también en cuanto a lo que corresponde a pacientes pediátricos. Cabe decir que los pacientes pediátricos que requieren internación, se derivan al Servicio de Pediatría del mismo nosocomio o a Terapia Intensiva Pediátrica (dependiendo de la gravedad del caso). El adulto de cuidados intermedios queda en el Área de Quemados y el que necesite Terapia Intensiva, sí va a ese sector. 



El doctor Rosso señaló, que los casos que más se trabajan en el caso de los adultos, tienen que ver más con quemaduras producidas por fuego directo, mientras que en los niños se produce por accidentes domésticos, muchas veces relacionados al agua.

En cuanto a la formación académica de los especialistas a cargo del Área de Quemados, ambos están formados dentro de la especialidad, con rotaciones en la unidad de quemados de adultos y pediátricos tanto en el Hospital de Quemados de Córdoba, como en el Hospital Infantil de la misma provincia. Desde que ingresaron al Schestakow, tienen una dedicación casi del 80% del tiempo al área reconstructiva en Quemados, a pesar de que la misma hace otro tipo de atención, como la relacionada a las secuelas de las quemaduras. No obstante, atienden otros casos, como malformaciones congénitas, lesiones de piel tumorales, trabajan con Ginecología en la reconstrucción de las mamas oncológicas, con Traumatología en la reparación de las fracturas expuestas con pérdida de tejido para darle cubrimiento al hueso, etcétera. 



Los pacientes que necesiten de este servicio, deben concurrir primero a la Guardia del hospital, donde se dará la atención inicial, y donde se sabe cómo guiar a los pacientes. Allí se les dirá si es necesario o no, que sean atendidos en el Área de Quemados. Los profesionales a cargo de ésta, han hecho trabajo de zona, visitando tanto el Área de Salud comunal con sus unidades, como los hospitales Enfermeros Argentinos de General Alvear, y el Hospital Regional de Malargüe, para dar capacitación de los protocolos a fin de que desde cada lugar se sepa qué pacientes mandar a la unidad de alta complejidad y de esa manera, no saturarla. 



El doctor Rosso y el doctor Biancotti, destacaron el rol del personal de enfermería que los acompaña, tanto desde la formación que han recibido no sólo por parte de ellos mismos, sino por las jornadas y capacitaciones a las que han concurrido, ya que de esa manera, se han transformado en una parte fundamental del buen desempeño del área, de la conformidad de los pacientes y fundamentalmente, para que estén preparados ante la próxima emergencia.