sábado, 20 de octubre de 2018

Por ahora, San Rafael no tendrá una oficina municipal de adopciones

Concejales del radicalismo habían presentado un proyecto para su creación, pero el mismo fue rechazado por el oficialismo. La medida sirvió para causar un fuerte malestar y debate político puertas adentro del Municipio.


La iniciativa radical buscaba brindar asesoramiento y contención a aquellas familias que tengan intenciones de adoptar o bien ya sean adoptantes, sin embargo y según denunciaron en conferencia de prensa los ediles opositores “El bloque oficialista PJ Somos Mendoza, la rechazó sin explicar el motivo de esta lamentable decisión”. Allí estuvieron la diputada provincial María José Sánz, la concejal por UCR- FCM, Gisella Caballero, y el coordinador de la oficina de adopciones de Guaymallén, Antonio Romeo.


Cabe decir que a nivel provincial, se presentó el proyecto, de autoría de la diputada María José Sanz y fue votada por unanimidad en la Legislatura de Mendoza. Este espacio tiene por objetivo orientar y facilitar trámites administrativos, y dar apoyo y contención a familias adoptantes. Esto significa que, incluso los legisladores justicialistas apoyaron la iniciativa de Sanz, por lo que los radicales dicen “no entender” lo hecho en San Rafael por sus pares oficialistas.
En el comunicado enviado a los medios por el radicalismo, señalan también que “en la provincia sólo hay tres oficinas de este tipo en los departamentos de Godoy Cruz, Guaymallén y General Alvear, las que buscan busca ser un complemento al servicio de la justicia que apuntará a agilizar los trámites y que las familias que quieran adoptar puedan cumplir ese sueño”.

“Lamentablemente el proyecto para crear la Oficina Municipal de Adopción que está estipulada por la ley provincial, ha tenido la negativa por parte de los ediles oficialistas del Concejo Deliberante sanrafaelino”, señaló la edil radical Gisella Caballero y añadió: “Es una iniciativa que no necesita de fondos extras ya que podemos usar el equipo interdisciplinario del Municipio. Nuestro objetivo es estar cerca y acompañar a los pretensos adoptantes en todo el proceso que estipula el RUA (Registro Único de Adoptantes)”.

La Ventana consultó a ediles justicialistas el porqué de su proceder, simplemente se limitaron a decir que no es competencia del Concejo Deliberante la creación de una oficina de este tipo y que eso fue lo que los llevó a la mencionada negativa. Sobre el porqué de su silencio en la sesión y de la falta de dar respuestas a sus pares opositores, eso tiene que ver con “una devolución”, ya que muchas veces los radicales actúan de igual manera con ellos. Votan en contra de proyectos justicialistas sin decir por qué.