viernes, 26 de octubre de 2018

“Pepe”: Ejemplo de vida y trabajo

Juan de la Cruz Ortiz, más conocido como “Pepe” por muchos transeúntes que pasan y lo saludan, es un muchacho de 39 años al que se lo puede ver, haga frío o calor, vendiendo repasadores en el centro sanrafaelino. 


Si bien nadie de sus seres queridos lo obliga a salir a trabajar, él quiere hacerlo por el sólo hecho de que es un trabajador y porque no hay discapacidad que logre dominarlo. 

En la primera cuadra de avenida San Martín está Pepe, en su silla de ruedas, como todos los días, aguardando que los clientes se detengan a comprar los repasadores que tiene a la venta. Por estos días, uno a 35 pesos o tres por 100. Quien le compra sabe que no está haciendo un mero acto de caridad, sino que realmente, está comprándole a un vendedor que está trabajando. 


Cuenta que desde hace bastante tiempo que decidió empezar a realizar esta tarea, tanto que ni siquiera recuerda cuánto. Señala que en nombre suyo, su madre cobra una pensión por su discapacidad, pero quiere realizar un aporte extra a su casa, donde vive junto a ella. Muy cerca habitan otros miembros de su querida familia, como son su hermana, su cuñado y dos sobrinos. “A mí nadie me manda a vender esto, yo vengo a trabajar para no estar sin hacer nada”, aclaró con énfasis.
Explicó que compra los repasadores en un comercio cercano de avenida Mitre y después los lleva para colocarlos en el suelo y esperar las compras de los transeúntes. Hay días con más ventas y días más pobres, pero él decide no bajar los brazos y seguir realizando esta tarea e, indirectamente, siendo un ejemplo para mucha gente. Incluso, muchos son los que se lo han manifestado.

Cabe decir que Pepe se formó en Feyes, institución que suele inculcar el valor del trabajo en los alumnos y que, claramente, aquí dio sus frutos.