miércoles, 24 de octubre de 2018

Mujer Rural en El Sosneado

En su implementación en el sur mendocino, el programa Mujer Rural estuvo en El Sosneado, donde además de llevarse a cabo las actividades previstas y habituales, la Fundación Williams, de activa inserción en esa comunidad, hizo una donación de elementos muy importantes para el Centro de Salud del lugar, con la presencia de Lucia Pannocchia, a cargo de este programa. 


Luego de un relevamiento con el especialista en ginecología, la fundación Williams donó una camilla ginecológica, un detector de latidos fetales, y un fotósfero (luz para controles de ginecología).

Martín Oliver, director ejecutivo de la mencionada entidad expresó que siempre está muy presente en la comunidad de El Sosneado. “Aquí trabajamos mucho junto a la empresa SOMINAR que ha sido muy importante para concretar esta donación y se ha colaborado con la comunidad del lugar al contribuir con el techado del playón polideportivo. Le agradecemos al dr. Abel Freidemberg quien coordinó esta entrega al centro sanitario.” 


Por otra parte, informó que la Fundación trabaja junto a la Universidad Nacional de Cuyo con el programa Sembrando Huellas Ambientales, destinado a los alumnos secundarios con el objetivo de enseñarles sobre energías renovables. “Lo interesante es que la universidad les abre un horizonte a estos alumnos y este es un lugar estratégico para el desarrollo de estas fuentes energéticas dado que pronto tendrá un parque eólico,” concluyó Oliver.


Al referirse a esta donación, el Dr. Abel Freidemberg, director general de la región sur del Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes, agradeció a la Fundación por este importante aporte y que siempre ayuda esta población. “Desde que iniciamos nuestra gestión el objetivo es estar cerca de donde vive, trabaja y estudia la gente; y acercar a los profesionales, brindarles mejor servicio para que no tengan que ir a San Rafael, por lo que mejorar el consultorio ginecológico obstétrico en el que se pueden hacer controles de embarazo es de suma importancia.” 


“Más que pedir a una fundación hay que trabajar en proyectos y de acuerdo a ese proyecto, ver las necesidades y ahí el buen complemento de las distintas asociaciones de la comunidad, en este caso la fundación Williams con el Ministerio de acuerdo a lo que pensamos y planificamos a futuro.”


El primer nivel de atención donde se resuelve el 90% de las situaciones sanitarias entre controles y problemas, implica el arraigo y tener un diagnóstico precoz que es lo más importante.
“Siempre tendemos a fortalecer el recurso humano, dándole continuidad, aunque es difícil la radicación de profesionales en estos lugares, pero hay que pensar cómo se cubren esas necesidades a través de un grupo itinerante, con la presencia de pediatra, ginecólogo, obstetra, o clínico, haciéndose controles y tener así una población cubierta sanitariamente,” concluyó Freidemberg.


“Por tercer año consecutivo realizamos este programa, intentando detectar las problemáticas y necesidades puntuales de las mujeres rurales, tratando de dar visibilidad al rol fundamental que tienen en el medio,” explicó Lucía Pannocchia, a cargo del Programa Mujer Rural.

Agregó que siempre aparecen nuevas problemáticas, y escapan un poco al IDR abordarlas, “pero como trabajamos de manera coordinada con áreas municipales, provinciales y nacionales, lo que hacemos es articular acciones cuando identificamos esas problemáticas.”


Explicó que “entre octubre y octubre de cada año, se generan acompañamientos de microemprendimientos ya desarrollados o que sean incipientes con capacitaciones, asesoramientos puntuales, con bienes de financiamiento y posibilidades de comercialización.”

“Este programa sirve para identificar y acompañar proyectos muy interesantes, con mucha potencialidad. En definitiva, Mujer Rural ha sido muy bien recepcionado,” concluyó Lucía Pannocchia, quien además recorrió las instalaciones de la Escuela Pedro Scalabrini.


Mujer Rural consiste en controles de salud, charlas y talleres sobre alimentación, diversidad de género, asesoramiento de trámites de distintos organismos, con la participación de la Facultad de Ciencias Aplicadas a la Industria, organismos provinciales, nacionales y municipales.