miércoles, 17 de octubre de 2018

Mendoza en camino a una renovada Ley de Maternidad

Desde la agrupación Rugidos de Esperanza, comunicaron que se obtuvo la media sanción de la Ley de Maternidad, cuyo proyecto fue presentado por ellos, con el acompañamiento del senador provincial justicialista Mauricio Sat.


Desde la agrupación Rugidos de Esperanza presentaron en la Legislatura provincial, un proyecto de Ley que tiene como finalidad mejorar la atención en hospitales y clínicas de mujeres y familias que pierden embarazos o tienen casos de bebés fallecidos. Ese proyecto fue alcanzado y acompañado por el senador Sat, quien se puso al frente.



Se trata de un panorama complejo, ya que las progenitoras pasan de ser “futuras madres” a perder a sus bebés y compartir la habitación con mamás de recién nacidos, lo que puede generarles un golpe muy grande y un verdadero trauma psicológico muchas veces irreparable y, por supuesto, absolutamente innecesario. El objetivo del proyecto, entre otras cosas, es que las clínicas tengan habitaciones adecuadas para la disminución de los efectos nocivos que causa tal evento traumático en estas personas que pierden al ser más amado y que tristemente apenas han visto unos instantes, si es que los médicos las dejaron estar con aquel niño sin vida algunos minutos.

Finalmente, el Senado de Mendoza dio media sanción al proyecto de ley, mediante el cual se crea un protocolo y se corrigen prácticas hospitalarias, tanto en efectores públicos como privados hacia mujeres que pierden el embarazo, ya sea previo al parto o a posterior en la maternidad del hospital. Con esta normativa, lo que se intenta es, según el senador Mauricio Sat “intentar proteger y cuidar a la mujer”, cuando lamentablemente ha pasado por esta irremediable pérdida.

“Lo que se intenta con esta ley, es preparar y acondicionar los espacios físicos en relación a la separación de las madres en tal situación, y por supuesto también otros aspectos que tienen que ver con un acompañamiento terapéutico y por supuesto, que la madre y la familia puedan conocer sus derechos que en muchas oportunidades ante esta situación tan traumática, prefiere pedir y firmar el alta voluntaria sin estar en condiciones físicas ni psíquicas para retirarse”, señaló y felicitó a Rugidos de Esperanza por todo el compromiso, el trabajo realizado y por no esconder una problemática que pasa en muchas familias de la provincia. Adelantó que seguramente se seguirán trabajando en otras leyes de este tenor, que mejoren la calidad de vida.


Laura Sánchez, miembro de la nombrada agrupación, se mostró muy conforme con la tarea realizada y señaló que, efectivamente, todo esto que se llevó adelante, derivó del maltrato recibido en diversos hospitales mendocinos. “En nuestros casos, cuando nacieron nuestros hijos fallecidos, nos pusieron en las mismas salas con mamás de niños que habían nacido vivos, y la verdad es que eso es bastante traumático así que empezamos a golpear puertas. Y la verdad es que Mauricio (Sat) nos escuchó y nos apoyó en esta ley. Estamos felices de esta media sanción y es un camino que está empezando y queremos que la ley salga para que las mamás que pasen por lo que pasamos nosotras, no sufran lo que sufrimos en ese momento”, dijo.


Cada 28 de octubre, se lleva adelante una suelta de globos para recordar a los niños fallecidos. Se llevará a cabo detrás del anfiteatro a las 16.