miércoles, 17 de octubre de 2018

“La denuncia de ciber acoso la puede realizar cualquiera y por cualquiera de los medios habilitados”

Los compañeros o amigos de una víctima pueden hacer la denuncia presencial en cualquier comisaría, llamar al 0800-222-1717 del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos o al correo acosovirtualmpf@jus.gov.ar


Durante el Congreso Internacional de Seguridad que organizó el Gobierno de Mendoza, se desarrolló la mesa “Ciberbulling y Ciber Acoso”, con la particularidad de que el auditorio fue en su mayoría adolescentes. Los expositores, para esta temática fueron: Jorge Chaves y Gustavo Fehlman, con la coordinación de Néstor Majul y Mauricio Pinti.


Fehlman, durante su exposición explicó que: “toda la vida existió el bulling pero antes era invisible porque había otra tolerancia, por vergüenza, por un falso compañerismo; hoy aceptamos que es un problema que puede afectarnos toda la vida; es un tema sensible, que deja secuelas y afecta en la edad adulta”.

El dato llamativo fue que “una persona que sufrió bulling o acoso de niño, en la edad adulta reitera esta conducta en otros y esto es lo lamentable. En su necesidad y en su resentimiento aplica en otros la conducta que tuvo que soportar, dato que surge de las estadísticas judiciales”.

El especialista explicó características de los líderes negativos y de los chicos que son víctimas de éstos. Entre ellas indicó: “el líder negativo siempre existió, es aquel que impone reglas sin consenso y que puede incurrir en bulling descalificando al otro, burlándose, siendo agresivos y hasta llegando a la violencia; mientras que las señales de los chicos que son víctimas de bulling, y que los padres deben estar atentos, son: cambios de conductas agresivos, baja de rendimiento escolar, repetir tareas, hace la propia y la de otro; o no tener sus cuadernos o carpetas completas”.

Respecto del ciber espacio el funcionario destacó que “cuando el acoso se traslada al espacio virtual la situación se sobre dimensiona porque los alcances son extraordinarios” y aclaró la diferencia entre el acoso-sexual y el ciber-acoso consiste en que mientras en el primero es necesario el contacto físico y verse las caras; en el segundo no es necesario y puede suceder en cualquier momento, es atemporal, sin necesidad de que la víctima y el victimario se conozcan. Es más, el victimario es invisible puede crear una identidad falsa y hasta crear un perfil falso de su víctima”.

Durante la mesa los expositores dejaron en claro que se pueden realizar las denuncias por todos los medios: web, teléfono (0800-222-1717) o presencial en una comisaría. “Las mismas son actos libres que puede hacer cualquier persona y no es necesario ser mayor de edad”. Esto implica que un amigo o compañero que conozca una situación de este tipo puede efectuar la presentación y ayudar a su par.

También hicieron referencia de la importancia de confiar en un adulto, sobre todo progenitor; y a guardar las pruebas, las cuales son confidenciales y sólo las ve el perito y el fiscal interviniente.