domingo, 28 de octubre de 2018

El Gobierno busca tener mayor control sobre los inmigrantes ilegales

Luego de la detención -y el pedido de deportación- de cuatro extranjeros que estuvieron en los disturbios del Congreso en el marco del tratamiento del Presupuesto 2019, se conoció un plan del presidente Mauricio Macri para monitorear de cerca los flujos migratorios en la Argentina y tener mayor control de los inmigrantes ilegales. 


Entre otras cosas, según adelantó Infobae, se creará un fuero migratorio, una policía de Migraciones, más controles en las fronteras y en los visados y, quizás los más importante, la ratificación del decreto de expulsión de inmigrantes que cometen delitos. 


Para este programa se creará un fuero migratorio para atender los casos de inmigrantes que cometen delitos y estén en condiciones de ser expulsados del país de forma automática.

Además de la instauración de una policía migratoria, como la que existe en Estados Unidos; otra de las cosas sería la creación de una app para los celulares de los policías para detección de extranjeros sin radicación y así tener un esquema más rígido de controles en las fronteras.

Por último, buscarán implementar un sistema de visados electrónicos que termine con la venta de visas falsas y el tráfico de personas ilegales.

Durante 2015, el último año de Cristina Fernández en la presidencia, se expulsó a dos extranjeros por delitos, pero en los últimos tres años esa cifra se multiplicó y ya se deportó a 1.200 extranjeros que tenían condenas o fueron detenidos por cometer delitos.

Ahora se busca la deportación de otros 1.000 inmigrantes que tienen causas judiciales, están condenados y en condiciones de ser expulsados si los juzgados aceleran los trámites.

Durante los últimos 3 años unos 580.000 extranjeros regularizaron su situación para permanecer en la Argentina legalmente.

El top tres lo encabezan los venezolanos, los siguen los paraguayos y los bolivianos en tercer lugar.