viernes, 12 de octubre de 2018

Comprender los riesgos para reducir el impacto de los desastres

Este año la celebración del Día Internacional para la Reducción de Desastres se centra en la meta de Reducir las pérdidas económicas causadas directamente por los desastres. Desde hace 25 años Cruz Roja forma parte de la iniciativa impulsada por Naciones Unidas para conmemorar el Día Internacional para la Reducción de Desastres. 

Desde hace 25 años, cada 13 de octubre Naciones Unidas conmemora el Día Internacional para la Reducción de Desastres. Esta fecha, a la cual adhiere Cruz Roja, es una oportunidad para aumentar la sensibilización, alentar y compartir esfuerzos dirigidos a establecer comunidades y naciones más resilientes frente a los desastres. Esto se logra promoviendo una cultura mundial que valore especialmente la prevención y la preparación inclusiva para enfrentarlos. 


“Desde Cruz Roja promovemos el desarrollo de espacios y herramientas concretas que nos permitan avanzar como sociedad desde una visión basada en la gestión de los desastres a una mirada que se centre en la gestión del riesgo de desastres. Por cada peso invertido en la preparación se ahorran entre 3 y 15 pesos en la respuesta a las crisis“, expresó Pablo Bruno, director nacional de Gestión del Riesgo de Emergencias y Desastres de Cruz Roja Argentina.

Este año la celebración del Día Internacional para la Reducción de Desastres se centra en la Meta C del Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres: reducir las pérdidas económicas causadas directamente por los desastres en relación con el producto bruto interno (PBI) mundial para 2030. Así mismo busca transmitir el mensaje de que los desastres tienen un costo humano y la reducción de las pérdidas económicas que estos ocasionan puede transformar vidas.

Cruz Roja Argentina, en línea con su Plan Estratégico 2015-2019, tiene como objetivo contribuir a reducir el riesgo y el impacto de las emergencias y desastres en personas, familias y comunidades en situación de vulnerabilidad del país. Sus acciones durante el 2017 han alcanzado directamente a más de 33.000 personas, mediante distintos procesos, intervenciones en emergencias, proyectos y actividades comunitarias.

Respecto de la relación entre emergencias y vulnerabilidad, Bruno señaló “Los desastres profundizan la pobreza y generan sufrimiento especialmente a muchas personas de ingresos bajos y medios. La inversión en la reducción del riesgo de desastres es una precondición para lograr un desarrollo de forma sostenible.”