martes, 16 de octubre de 2018

Alcachofas y espárragos

Es época de alcauciles y espárragos, dos hortalizas que se pueden preparar de distintas maneras y son saludables para nuestro organismo. “365 Tentaciones”, el programa del Ministerio de Economía, Infraestructura y Energía te acerca distintas recetas para utilizar estos alimentos que se cultivan sobre todo en el Cinturón Verde de la Provincia.


Emparentada con el cardo común, la alcachofa –también conocida como alcaucil –es una planta de robustas hojas verdes, muy apreciada en la gastronomía y por sus propiedades medicinales. Se cree que su origen se ubica en Egipto y el Norte de África, ya que es conocida desde la antigüedad.


Uno de sus principios activos, la cinarina, actúa como un excelente recuperador de las funciones hepáticas.

A nivel gastronómico es un producto delicado, cuya parte más sabrosa es el llamado “corazón”, que forma parte de platos muy requeridos y también se comercializa en conservas.

El espárrago es una planta perteneciente a la familia de las liliáceas, al igual que la cebolla y el puerro. Originario de la zona del Mediterráneo, aporta al organismos vitaminas A, C y E, además de minerales como potasio y hierro.

Es además un buen aliado de las dietas para adelgazar por ser uno de los vegetales más diuréticos.

En Mendoza, estas dos hortalizas se cultivan sobre todo en el cinturón verde (Guaymallén, Maipú y Lavalle), la zona hortícola más importante de Mendoza.

Recetas