lunes, 3 de septiembre de 2018

Julieta Silva continuará con prisión domiciliaria

Concluyó el juicio por la muerte de Genaro Fortunato y el tribunal, de forma unánime tras analizar la prueba, resolvió condenar a Julieta Silva a la pena de 3 años y 9 meses de prisión por homicidio culposo agravado. Deberá cumplir la condena en prisión domiciliaria.


En los alegatos, el fiscal Fernando Guzzo había solicitado 14 años de cárcel para la acusada, mientras que el querellante había pedido prisión perpetua y la defensa, la absolución. Sin embargo los jueces Rodolfo Luque, Julio Bittar y María Eugenia Laigle entendieron que, lo ocurrido el 9 de septiembre de 2017 frente a Mona Bar, fue un homicidio culposo agravado, y que lo que correspondía era una pena de 3 años y 9 meses de prisión. “La prueba ha sido analizada con mucho detenimiento en este juicio y esta sentencia. Los fundamentos serán leídos a partir del quinto día hábil”, señaló el presidente del tribunal, Rodolfo Luque.


Además de la citada pena, Silva, tiene por delante 8 años de inhabilitación para conducir vehículos automotores, más accesorias legales y costas.
Seguramente la sentencia será apelada por la familia Fortunato y será la Suprema Corte de Justicia la que resuelva el caso.

La sentencia: