jueves, 16 de agosto de 2018

El nuevo billete de $50 tiene las imágenes del cóndor andino y de la montaña

A partir del hoy, el Banco Central pone en circulación el quinto integrante de la nueva familia de billetes de animales autóctonos. La cordillera de los Andes y el ave emblemática que la habita ilustran ambas caras del billete lanzado en Mendoza y que se distribuirá progresivamente en todo el país.


El Banco Central de la República Argentina (BCRA) puso hoy en circulación el nuevo billete de $50 con la imagen del cóndor, ave emblemática de la cordillera andina de nuestro país. Será distribuido progresivamente a través de toda la red de sucursales bancarias. El nuevo billete coexistirá con los otros del mismo valor actualmente en circulación.



El cóndor andino es el quinto integrante de la nueva familia de billetes “Animales autóctonos de Argentina” que el Banco Central pone en circulación, tras el hornero ($1000) y el guanaco ($20), lanzados en 2017 y la ballena franca austral ($200) y el yaguareté ($500), de curso legal desde 2016. En conjunto, esta nueva serie pone el acento en la gran riqueza natural de nuestro país y en la importancia de preservarla, al tiempo que implica una importante mejora y renovación del dinero circulante en nuestro país.

Como todos los billetes de esta nueva familia, cuenta con estrictas medidas de seguridad, entre las que se destacan la marca de agua -que reproduce el retrato del cóndor y en la parte inferior, la denominación “50” y el hilo de seguridad, una banda incorporada al papel que contiene la leyenda “$50” seguido de “BCRA”, en forma repetida y alternada.

El nuevo billete presenta un motivo de complementación frente-dorso: una huella parcial del ave, ubicada a la izquierda de la marca de agua, que se completa por transparencia con el reverso. En la impresión calcográfica puede verse un retrato del cóndor y el código para personas con discapacidad visual con un relieve perceptible al tacto. Finalmente, los motivos impresos en color azul presentan luminiscencia amarilla a la luz ultravioleta.

Su diseño sigue el patrón de la familia de billetes, con un anverso en formato vertical, donde se reproduce el retrato del cóndor y un reverso, en formato horizontal, con la recreación artística de su hábitat característico. Predominan los colores negro y gris y mantiene el mismo tamaño de la Línea Peso, cuyo papel es de algodón de 95 g/m2. Además, como una referencia dedicada al público infantil, en el ángulo inferior izquierdo se representa una cría de cóndor.

En el marco de la familia Animales autóctonos de Argentina, el nuevo billete de $50 con la imagen del cóndor -que se encuentra en peligro de extinción- es un homenaje a un emblema de la cordillera de los Andes. El hábitat del cóndor en nuestro país se extiende de sur a norte por esta región montañosa y en las sierras de Córdoba y San Luis. Puede crecer hasta una altura de 142 cm y 330 cm de envergadura, lo que lo convierte en la mayor ave del planeta. Se alimenta de restos de animales muertos, por lo que ayuda a conservar el equilibrio ambiental dentro del ecosistema.


El vuelo del cóndor puede alcanzar grandes alturas. Usa las corrientes térmicas para llegar con facilidad a los 7.000 metros sobre el nivel del mar y planea por cientos de kilómetros.

Como es habitual, la presentación oficial del billete se realizó en la región de la cual el animal es originario. En este caso, el nuevo billete de $50 fue lanzado ayer en un acto realizado en la Reserva Natural Divisadero Largo, en las afueras de la ciudad de Mendoza. La presentación fue encabezada por Francisco Gismondi, director del BCRA y Humberto Mingorance, secretario de Ambiente y Ordenamiento Territorial de Mendoza, con la presencia de otras autoridades del BCRA y del Gobierno Provincial junto a representantes de ONGs dedicadas a la preservación del cóndor andino.

Nueva familia de billetes


La nueva serie está compuesta por seis billetes con la imagen del hornero, el yaguareté, la ballena franca austral, la taruca, el cóndor andino y el guanaco.

El anverso de cada billete, refiere a la figura de un animal típico de cada región, mientras que el reverso hace hincapié en su hábitat característico. De esta manera, la nueva familia de billetes representa un punto de encuentro,poniendo en el centro a nuestra fauna y fortaleciendo el compromiso con el medio ambiente.

La introducción de la nueva familia de billetes implica una importante renovación del circulante,
así como una mayor eficiencia y reducción en el gasto de impresión.

Así, el BCRA desarrolla este plan de mejora del efectivo en paralelo con el desarrollo de los nuevos medios de pago electrónico, que implican una importante reducción de costos, aumentan la seguridad en las transacciones y fomentan una mayor inclusión financiera.