sábado, 25 de agosto de 2018

Asfaltan dos ejes esenciales del cordón productivo Sur de San Rafael

Se trata de las rutas provinciales 175 y 179, que comunican los distritos Rama Caída y Las Malvinas. Ambas tenían el pavimento totalmente degradado, por lo cual Vialidad Provincial está desarrollando una obra que resulta vital para uno de los sectores productivos más importantes del departamento.


En el Sur de la ciudad de San Rafael, donde se produce el empalme de la calle Ejército de los Andes con la ruta provincial 175, comienza la obra de repavimentación de un circuito productivo que se prolonga mediante la ruta 179 hasta el distrito Las Malvinas.

Es un segmento de más de 20 kilómetros que está siendo intervenido de manera mixta entre la Dirección Provincial de Vialidad y la firma Black Shadow.

“Es una obra sumamente importante para un amplio sector agrícola y ganadero de San Rafael comprendido en los distritos Rama Caída, Cañada Seca y Las Malvinas. La nueva carpeta asfáltica que se está construyendo representa un beneficio directo para un conjunto de emprendimientos turísticos, principalmente cabañas y sitios de esparcimiento, las escuelas ubicadas en la zona, fincas, y para favorecer el vínculo con el centro de la ciudad y con la ruta 173 que conecta con el circuito del Cañón del Atuel”, indicó Oscar Sandes, administrador de Vialidad Provincial.



Durante las últimas semanas fue intervenido todo el tramo mediante el proceso de reclamado, es decir, la reutilización del pavimento mediante el empleo de emulsiones, mientras que el organismo vial tuvo a su cargo el perfilado, la compactación de la base y se encuentra actualmente en la última etapa del trabajo de imprimación, mientras que, de manera simultánea, comenzó la construcción de la nueva carpeta de concreto asfáltico en caliente.

Los trabajos incluyen además la reparación del puente ubicado sobre el río Atuel a la altura del paraje El Escorial, y la reconstrucción de una alcantarilla y de dos badenes ubicados en inmediaciones del distrito Las Malvinas.


La obra, que quedará definida con nueva demarcación y señalización, registra 55 por ciento de avance y demanda una inversión de 22 millones de pesos por parte del Gobierno provincial.