lunes, 23 de julio de 2018

Un padre, su familia y un pedido desesperado de ayuda

Emanuel López (foto) pide la ayuda de los sanrafaelinos. Lo que más le urge es trabajo para poder darle mayor dignidad a su familia, especialmente a Nahiara, su hija de 4 años que padece parálisis cerebral y epilepsia refractaria. Además, tiene otros cuatro hijos, entre ellos uno con retraso madurativo.


Emanuel explicó que su hija Nahiara Yulieta fue operada, y es alimentada por un botón gástrico ya que todo lo que traga se le va a los pulmones. Esta situación derivó en diversas complicaciones que generaron que, además, tuvieran que hacerle una traqueotomía. A la par, la niña vive una epilepsia refractaria (incontrolada) que le provoca alrededor de 40 convulsiones diarias. Toma seis clases de medicamentos diferentes, pero, a pesar de ello, no encuentra un control a las mismas.
A Nahiara se le está desviando la columna a raíz de la cantidad de horas que pasa en la cama, y según los médicos que la tratan, necesitaría con premura para contrarrestar la situación, una silla postural con sostén cefálico de tres posiciones. Además, y también por el tiempo que está en la cama, necesita un colchón antiescaras.

Sobre su otro hijo con discapacidad, Alejandro Ezequiel (9), Emanuel señaló que están tratándolo con un neurólogo porque se pega, se auto-lastima.

Si bien es más difícil de conseguir y para eso se requiere más paciencia, esta familia está desde hace tiempo a la espera de una vivienda. Actualmente son ocho personas viviendo en una casa de dos habitaciones, lo que -según afirman los médicos- perjudica la salud de Nahiara, ya que ella por su condición requiere de un ambiente tranquilo. “Ella no puede estar triste porque le hace mal, si se ríe mucho le hace mal, es muy emocional lo de ella. Estamos todos amontonados, somos muchos, no están las condiciones dadas para ella y eso le provoca crisis también. Ella necesita su pieza, su comodidad. Hemos buscado, pedido ayuda por todos lados, nos dicen que sí, que por ley nos corresponde, sobre todo teniendo dos niños con discapacidad y con lo que ella está pasando, pero no nos dan respuesta”, expresó el padre.

“Yo me dedico a lo que sea, a la construcción, a cualquier cosa, necesito trabajar de lo que sea. No quiero que me regalen nada, yo lo que quiero es poder mantener a mi familia”, dice este joven casi emocionado hasta las lágrimas.

Quien desee ayudar a esta familia, ya sea con los elementos que necesita la niña, como con trabajo para Emanuel, puede contactarse con ellos comunicándose al teléfono 2604042658.