lunes, 2 de julio de 2018

San Rafael: Celadora comió una milanesa envenenada

Una celadora que presta servicios en la escuela 1-475 Amador Burgos de Capitán Montoya comió una milanesa que contenía raticida. El caso fue denunciado y ahora la policía investiga si se trató de un hecho intencional o de un accidente. Los padres de los alumnos responsabilizan a la cocinera.


Una celadora llamada Eugenia Crespo se intoxicó el miércoles pasado al comer un pedazo de milanesa preparada en la cocina de la escuela Amador Burgos de Capitán Montoya. Los análisis confirmaron que en su cuerpo tenía veneno para ratas. Fue asistida inicialmente en el Schestakow y actualmente se atiende en la Policlínica Privada. Según su hermana, al momento de trasladarla al nosocomio, le pidieron que no hablara del hecho.
Este lunes a primera hora se reunieron los padres de los niños que concurren a dicho establecimiento con directivos escolares a fin de exigir el despido de la cocinera y medidas para evitar que esto le pueda suceder a los estudiantes que comen allí. Expusieron que la comida que se sirve está mal preparada y que hay faltas de seguridad e higiene, como el no-uso de guantes y la aparición de pelos entre los alimentos.

El caso se encuentra denunciado en la Comisaría 60° de Las Paredes para investigar si fue un descuido en la elaboración, un accidente o un hecho intencional.

Silvia Guerrero, inspectora regional zona sur, explicó que no pueden desplazar la cocinera como exigen los padres porque no tienen poder para hacer eso y, como alternativa, han ofrecido retirar a sus hijos a la hora de la comida. Dijo que cuando tengan la confirmación de la Policía de lo que sucedió, o a la vuelta de las vacaciones, cambiarán la cocinera o darán una solución de otro tipo. Negó que hayan pedido a la celadora que no dijera nada del incidente.