sábado, 7 de julio de 2018

El caso de la celadora envenenada: desde la DGE informaron que “no existió intoxicación”

Hace algunos días la comunidad educativa de la escuela Amador Burgos de Las Paredes se conmovió porque una de las celadoras hizo trascender en redes sociales que había sido víctima de envenenamiento con un raticida. 


El asesor letrado de la DGE informó que las pericias forences solicitadas por la Justicia determinaron que no existió tal intoxicación.
El caso es que la DGE provee el almuerzo que se elabora allí a los niños que concurren a ese establecimiento.

Para tratar la temática escuchar a los padres y contenerlos concurrieron a diversas reuniones la inspectora Silvia Guerrero, y la supervisora técnica, Nancy Aguirre. Lo mismo ocurrió este viernes por la tarde cuando junto a la directora y el abogado, Walter Abaurre, frente a un buen número de padres, dieron los detalles de los resultados de las pericias forense y bromatológica. En la oportunidad también se labró un acta con el desarrollo de la convocatoria.

Tanto la pericia que bromatológica como la forense coinciden en que no hubo intoxicación, y así lo manifestaron Abaurre y Aguirre.

Antes de informar el resultado de las pericias, Aguirre expresó que como el caso está judicializado, interviene el abogado de la Dirección General de Escuelas, y por otra parte, solicitó a la comunidad que sea cuidadosa ya que con una palabra o comentario se puede destruir. Es que los rumores cundieron en el pequeño pueblo y multiplicaron la inquietud ya que hasta se habló de intento de homicidio o intereses políticos. Sin embargo Abaurre dijo que la celadora involucrada “está en perfecto estado de salud”.

Como comienza la feria judicial, la información sobre el resultado de la pericia forense fue mostrada por la segunda fiscalía a la supervisora que durante dos días esperó el resultado (que la fiscal puso a disposición de los padres que deseen consultarlo), el informe estará listo cuando comience nuevamente la actividad normal en tribunales.

Los que sí estuvo listo fue el informe bromatológico, que fue mostrado a los presentes y coincide con el anterior.

Los funcionarios de la DGE llevaron tranquilidad a los padres para iniciar el nuevo ciclo, luego de las vacaciones “como corresponde”: