jueves, 7 de junio de 2018

El trabajo de ayudar

Hay historias de solidaridad que comienzan con una simple charla y continúan con la ejecución de un proyecto integrador. 


Miriam y Jorge viven en La Nora, un paraje de Cuadro Nacional. Desde hace varios años trabajan en un proyecto que surgió ante la preocupación de madres desempleadas y decidieron ocuparse para que tuvieran un oficio. Aprendieron a hacer muñequería, remendar ropa y confeccionar guardapolvos. Con su máquina de coser y la de una vecina estuvieron trabajando todos estos años. Pero hoy, gracias a la acción del Concejal Martin Serrano y su equipo, poseen una máquina de coser industrial de doble arrastre que les permite avanzar en el proyecto y seguir creciendo.


“Hace 9 años que empezamos a trabajar en la Iglesia de la zona. Muchas mujeres estaban desempleadas, madres solteras solas con sus hijos, y no tenían nada para hacer porque es un lugar bastante olvidado. Aquí no hay actividades recreativas, como tampoco mucho trabajo para la mujer, no tienen una proyección de vida. Entonces empezamos a trabajar con ellas, y nos preguntamos qué hacer para motivarlas y contenerlas. Ante esta situación, decidí aprender muñequería,” expresó Miriam. 



Trabajar y aprender juntas las llevó a reciclar ropa, remendarla o achicarla para los niños y finalmente para hacer muñecas… y nacieron los juguetes. “El objetivo fue festejar el día del niño y que cada chico pudiera llevarse un juguete nuevo.” 




Fue el comienzo del entusiasmo y de querer progresar. Llegaron más mujeres en la misma situación. Pero la necesidad de propiciar una ocupación y contención se transformó en la necesidad de generar un empleo. Durante el año venden los juguetes, hacen carteras, mochilas y guardapolvos. “Hay dos máquinas de coser, una es mía y otra de una mujer que se integró a esta idea, pero si se rompen cuesta dinero hacerlas arreglar y nos quedamos en el camino, no son las adecuadas para hacer trabajos a gran escala”, detallo Mirian. 




Luego de una reunión que mantuvo con ellas, el concejal Martín Serrano y su equipo, colaboraron para adquirir una máquina de coser industrial de doble arrastre, que les permite trabajar a mayor escala confeccionando una mayor cantidad de elementos. 




En la actualidad trabajan 15 personas, y otras más que se suman a colaborar. En 2017 hicieron aproximadamente 300 juguetes, pero para este año ya proyectan de 600 a 1000 juguetes, que felizmente pueden hacer con materiales nuevos. Su trabajo no sólo está destinado a La Nora, sino también a otros parajes y distritos como la Pichana y El Nihuil.

“Estas son acciones que sin dudas deben replicarse, pero también necesitan de la ayuda de los demás. La motivación y el entusiasmo de salir adelante, de encontrar una salida para sí mismas y para el de al lado,” expresó el concejal Martín Serrano en momentos de entregar la máquina de coser. 



Finalmente felicitó a quienes tuvieron esta iniciativa de emprender y crecer, “trabajando en comunidad, sin regalar nada, sino ofreciendo la ayuda necesaria y asistir a quienes necesitan un oficio y tener así un empleo.”