martes, 19 de junio de 2018

Abuelo intentó defenderse de unos ladrones y murió de un infarto

El hecho ocurrió en horas de la noche de este lunes en el departamento de General Alvear cuando la víctima cenaba en su casa junto a su hijo, la nuera y un mochilero de origen australiano que se hospedaba en una cabaña que se encuentra en el fondo de la propiedad. 


Se trata de Roberto Orduña de 82 años de edad con domicilio en calle Gorostiague al 400 en el departamento de General Alvear.

El hombre que ocupaba la cabaña luego de la cena descubrió que desconocidos habían ingresado a la misma tras romper una de las aberturas externas de la construcción.

Inmediatamente avisó a los propietarios sobre lo ocurrido y el abuelo salió armado en búsqueda de los ladrones.

Mientras iba en búsqueda de los malvivientes portando un revolver calibre 22 sufrió una descompensación y cayó abruptamente al suelo.

Fue asistido por el Servicio Coordinado de Emergencias y le realizaron las tareas de reanimación durante 40 minutos pero sin resultados positivos ya que aparentemente el hombre sufrió varios infartos antes de morir.

El cuerpo de Orduña fue trasladado a la Morgue Judicial donde se le practicó la autopsia.

Concurrió al lugar personal de canes y gracias al rastreo que estos realizan se pudo recuperar un secarropas, un velador, una almohada y otros elementos que habrían intentado sustraer en las inmediaciones de la propiedad.

Los delincuentes se llevaron también, al menos $3.000 del mochilero y por ahora se desconocen sus paraderos.

Personal de policía científica procedió al secuestro del arma del anciano, un revólver calibre 22, que se incorporó como prueba en la causa que se investiga en “averiguación muerte y robo”.