domingo, 20 de mayo de 2018

"Más de 400 productores de toda la provincia se inscribieron al Plan de Reconversión Vitícola este año"

Los proyectos presentados superan los $96 millones, casi tres veces más de lo aprobado en 2017. Se esperan mejoras en más de 5.000 hectáreas, mientras que en la primera etapa alcanzaron las 2.700.


El interés de productores de toda la provincia por aplicar mejoras en sus cultivos de vides superó las expectativas previstas al momento de lanzar el Plan de Reconversión Vitícola en 2018. Es que 416 productores presentaron sus solicitudes para sumarse al programa.
El Plan de Adecuación del Parque Varietal Vitícola fue lanzado en 2017 por el Ministerio de Economía, Infraestructura y Energía, con el objetivo de reconvertir vides de variedades comunes o criollas a uvas tintas de alta calidad enológica, con mayor aceptación en el mercado, y aplicar mejoras tecnológicas.

El programa es ejecutado a través Instituto de Desarrollo Rural (IDR), y está destinado a productores vitícolas de toda la provincia con una superficie total cultivada de hasta 30 hectáreas.

Mientras que en 2017 se aprobaron proyectos por $35 millones, este año se presentaron proyectos por $96.420.000.


En esta etapa se espera realizar mejoras en 3.000 hectáreas de vid y reconvertir otras 700. Sin embargo, se evalúan planes para mejorar 3.577 hectáreas y reconvertir 1450.

Las presentaciones son de 91 productores del oasis Centro-Norte, con planes por un monto de $22.520.000; 189 productores del Este con proyectos por $44.030.412, 55 del Valle de Uco cuyas propuestas de mejoras que alcanzan los $13.350.000 y 81 del Sur con planes por $16.520.000.

Los proyectos que sean aprobados se sumarán a los de 2017, cuyos planes técnicos formulados en la zona Este alcanzaron los $35,6 millones. Las mejoras propuestas por los productores en los 232 planes técnicos abarcaron unas 1.700 hectáreas de vid que se benefician con riego, malla antigranizo, mejoras estructurales y de riego, de las cuales se reconvirtieron 350 hectáreas de uvas comunes a variedades de mayor calidad enológica.

En cuanto a las zonas Norte y Sur, en la primera etapa se beneficiaron 151 productores cuyos planes técnicos alcanzaron inversiones por $27 millones. Incluyeron mejoras en aproximadamente 980 hectáreas de vid, de las cuales se reconvirtieron 180.


Este Plan establece que los créditos podrán destinarse a la adquisición de plantas, injertos, mano de obra para implantación, a la mejora de elementos estructurales, materiales para colocación de malla antigranizo y riego por goteo y mejoras en los sistemas de riego. Cabe aclarar que no se financian nuevas implantaciones de vid, sólo mejora o reemplazo de las existentes. Los créditos son a tasa cero y con un plazo de devolución de cinco años, con dos de gracia.

El programa está coordinado por el IDR junto con Mendoza Fiduciaria como agente financiero, e instituciones técnicas referentes del sector, tales como el INTA, INV, COVIAR y Secretaría de Agricultura Familiar de Nación. Esta articulación permitió mostrar resultados exitosos al incentivar el proceso de transformación, con 2.420 hectáreas de vid comprendidas para mejoras por inversiones directas a los cultivos (estructura, riego, malla). De estas, 530 hectáreas serán reconvertidas a variedades de alta calidad enológica.