viernes, 11 de mayo de 2018

En diputados votaron para frenar los ajustes y empresas energéticas amenazan con despedir personal

Las empresas que operan en el sector energético anticiparon este jueves que si se revierte la política tarifaria del Gobierno despedirán trabajadores y frenarán las inversiones prometidas. 


La compañías salieron a respaldar la política de tarifas establecida por el Gobierno y condenaron el proyecto de ley opositor que obtuvo media sanción en Diputados para frenar los ajustes.
En una solicitada publicada en varios diarios, las empresas señalaron que para que el país crezca y se desarrolle se necesita más energía, por lo que se debe incrementar la producción, transporte y distribución energética.

Para ello, dijeron las compañías, es necesario que las empresas continúen realizando importantes planes de inversión a mediano y largo plazo, "con reglas claras, estables y previsibles", dice la solicitada.

El texto está firmado por la Asociación de Generadores de Energía Eléctrica (AGEERA), la Asociación de Distribuidores de Energía Eléctrica (ADEERA) y Asociación de Transportistas de Energía Eléctrica (ATEERA), entre otras.

Las cámaras manifestaron su "preocupación" ante el debate legislativo de proyectos que pretenden retrotraer las decisiones tomó el Poder Ejecutivo Nacional "en base a las Leyes y los Marcos Regulatorios vigentes desde hace décadas, con cuadros tarifarios que fueron presentados en Audiencias Públicas y aprobados junto con el Presupuesto Nacional".

En medio de las turbulencias por el tipo de cambio, la oposición logró obtener la media sanción del proyecto que declara la emergencia tarifaria, limitando los futuros aumentos en las boletas de luz, gas y agua.

Ahora las empresas advirtieron que el proyecto con media sanción "conlleva cambios que pondrán en peligro futuras inversiones, generarán pérdida de puestos de trabajo y prolongarán el déficit energético que el país arrastra desde hace años".

"Las empresas que forman las Cámaras firmantes sabemos que la recomposición tarifaria demanda esfuerzos económicos para los usuarios. Pero, a la vez, significa una reducción de los subsidios que afronta el Estado y del déficit fiscal, que es una carga inequitativa para toda la sociedad", dice el texto.

Es importante resaltar que los sectores de menores recursos están cubiertos por la tarifa social que alcanza al 30% en los usuarios de luz y al 20% en los usuarios de gas, señala la solicitada.