El tiempo - Tutiempo.net
LO ÚLTIMO

miércoles, 11 de abril de 2018

"El niño que regresó del Cielo": una de las mayores mentiras de la década llega a la Corte

El caso de Alex Malarkey conmovió a todo el país. Pero la historia que se contó sobre su vida defraudó a millones de cristianos en todo el mundo. 

Beth, Kevin y Alex Malarkey. El padre, hoy fallecido, fue quien inventó toda la historia sobre “El niño que regresó del Cielo” (AP)
Si aquella tarde del 14 de noviembre de 2004 Alex Malarkey, por entonces de 6 años, hubiera muerto en el durísimo accidente en Ohio, nadie hubiera puesto en duda un "encuentro con Dios y con Jesús en el Cielo". Eso habría reconfortado (un poco) a sus padres, Beth y Kevin. Este último era quien conducía el vehículo y además sobrevivió al choque.
En cambio, Alex vivió. Pese a que su cráneo se desprendió de su cordón espinal en el impacto, permaneció en coma durante dos meses. Tras ese tiempo, despertó. Naturalmente, como todos preveían, quedó cuadripléjico.

De inmediato, cuando pudo recuperar su voz, Alex comenzó a decirles a sus familiares y amigos que había visto a Jesús, pero también al diablo. Al parecer, durante su tiempo en coma, casi muerto, el niño aseguraba que había experimentado un viaje al Paraíso del que tanto le habían hablado en su casa.

Pasó un poco más de cinco años cuando en julio de 2010 tanto Alex como su padre Kevin decidieron que escribirían la historia de su encuentro divino. The Boy Who Came Back From Heaven (El niño que regresó del Cielo) fue publicado por la editorial Tyndale House, dedicada a temas religiosos. 

Alex Malarkey demandó a la editorial Tyndale House por haber usado su nombre sin su consentimiento y haber mentido sobre su historia
Fue un éxito absoluto, uno de los mayores de esa casa. Más de un millón de ventas lo colocaron en los más importantes rankings de ventas de libros de los Estados Unidos. En sus páginas se relataba la historia de Alex y cómo había sido su viaje al Cielo. La narrativa conmovía. La vida del niño, su superación, su muerte y su vuelta desde el más allá sacudían lo más profundo de los lectores.

Pero cinco años más tarde, todo se derrumbaría. "No morí. No fui al Cielo. Lo dije porque creí que con ello llamaría la atención". Lo escribió en su blog personal y dejó sin palabras a más de uno. Sobre todo a los más allegados, que durante diez años habían escuchado sobre su reunión con Jesús, con los "ángeles que lo elevaron"… y hasta con el mismísimo diablo.

La confesión de Alex fue breve. Pero sorprendente. Y esta semana realizó una denuncia contra la editorial Tyndale House. En ella afirma que fue Kevin Malarkey quien fabricó toda la historia. 


“El niño que regresó del Cielo”, el libro que contaba el supuesto encuentro de Alex Malarkey con Jesús y el diablo. Todo era una farsa creada por su padre Kevin tras el accidente

El padre del pequeño estuvo inspirado en las palabras de un amigo que, durante el tiempo del niño en coma, pronunció un consuelo que luego sería utilizada como una genial idea editorial: "Creo que Alex ha ido a estar con Jesús". Eran momentos en que los médicos le aseguraban a la familia que no sobreviviría.

Una vez despierto, Kevin comenzó a convencer al niño de que había tenido una experiencia mística durante su estado comatoso. Tiempo después, vendió la historia a Tyndale House.

Pero el relato hecho en las páginas de The Boy Who Came Back From Heaven no convencían a Beth, la madre de Alex, quien veía que había inexactitudes en la narración. Se lo comunicó en reiteradas oportunidades a la editorial desde 2011 para que corrigiera lo que allí estaba escrito, sin respuesta por parte de los editores.

En 2014, en su blog personal, la mujer argumentaba que el nombre de su hijo y su historia habían sido publicadas sin su voluntad ni su autorización.

Desde la editorial, un vocero sin identificar contó a The Washington Post que durante varios meses intentaron realizar una reunión con Kevin, Beth y Alex, pero no tuvieron suerte. Kevin, el padre del niño y esposo de la mujer, murió tiempo después. 

Alex Malarkey tiene ahora 20 años y quiere que su nombre quede fuera de la mentira (AFP)
En la denuncia contra Tyndale House, Alex pretende que su nombre sea borrado de la falsa historia. "La representación de la experiencia cercana a la muerte de Alex contenida en el libro es completamente falsa, porque Alex no recuerda absolutamente nada desde el momento en que estuvo en coma. El núcleo de la historia es completamente falso", señala la demanda.

Los abogados de la familia reclaman también que la empresa les informe sobre todas las ganancias que se obtuvieron a partir de esa fantasía.

El único que había firmado algo con la firma editorial había sido su padre, el inventor de la historia, hoy muerto. "A pesar de que Tyndale House ha obtenido millones de dólares de la identidad de Alex y de una supuesta historia autobiográfica de su vida, Tyndale House no le pagó a Alex, un joven paralítico, nada". El protagonista de la historia tiene hoy 20 años y vive de la seguridad social.

Fuente: Infobae